Canción actual

Título

Artista


8 de Mayo

Escrito por el 8 mayo, 2018

1970 – The Beatles lanza su último disco, ‘Let it be’

Los cuatro grabaron el single que da título al disco Let it be, en los estudios Abbey Road. Por otra parte John Lennon y Paul McCartney registraron las voces de You know my name (Look up my number).

Este álbum les condujo a la que sería su última incursión en el cine. La película llevaba también por título Let it be, y aunque en un principio fue pensada como un documental que mostrase el resurgir del grupo, por entonces un tanto fragmentado por tensiones internas, terminó siendo el adiós del grupo más importante de la historia de la música pop.

Más de tres décadas después, el 17 de noviembre de 2003, salió a la venta una nueva versión de ese álbum, Let it be… naked, en la que, bajo la supervisión de McCartney, se suprimieron los arreglos y orquestaciones de Phil Spector, dándole al disco un aire mucho más desnudo y rockero.

En 1984 publicaron el single Jump, con el que la banda alcanzó el nº 1 de Billboard y empezó a ser mundialmente conocida.

Dicha canción mostraba un cambio en el estilo de Van Halen, un paso hacia la música electrónica y sinfónica. En 1986, David Lee Roth, el vocalista de la banda, decidió abandonar el grupo y Van Halen fichó como nuevo cantante a Sammy Hagar. 5150 (1986), es el primer disco sin Lee Roth y en él se incluye uno de los grandes clásicos del rock Why can’t this be love, además de otros temas como Good enough, Get up o Dreams.

“Sticky fingers” fue un disco importante por muchas razones.

Lo fue porque en él estaba este “Brown sugar” que llegaría a convertirse en uno de sus temas indispensables y lo fue también porque marca el ecuador de una de las mejores épocas del grupo con Mick Taylor como guitarra solista.

El trabajo de Taylor, que dejó el grupo en 1975 es especialmente brillante en este tema titulado “Bitch”.

En “Sticky fingers”, los Rolling mezclaron los más diversos estilos, desde el blues al country. La carpeta original del disco, no pudo editarse en España, puesto que en el año 71 un “paquete” con cremallera operativa y bragueta abatible era inimaginable. Así que para la edición española se suavizó lo de dedos pegajosos haciéndolos salir de una lata de alquitrán.

Lo que está claro, carpetas aparte, es que “Sticky fingres” es uno de los mejores álbumes de la historia de los Rolling Stones.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *