Canción actual

Título

Artista


9 de abril

Escrito por el 9 abril, 2018

1983

Irene Cara gana con Flashdance… What a feeling el Oscar a la mejor canción.

La película, dirigida por el inglés Adrian Lyne, especializado después en filmar “remakes” de obras maestras, contaba la historia de Alex, una obrera que por las noches hace danza exótica y sueña con entrar en una compañía profesional de danza.

El papel de Alex fue interpretado en la pantalla por Jennifer Beals, pero la gran estrella en la gala de los Oscar de ese año fue la cantante Irene Cara que se hizo con el galardón a la mejor canción del año con el tema más popular de la banda sonora: Flashdance What a feeling.

El Oscar conseguido por Flashdance What a feeling, firmada por Giorgio Moroder, no fue el único premio para música de Flashdance que ese mismo año obtuvo el Grammy a la mejor banda sonora original.

 

2003

Robbie Williams decepciona a EMI con “Escapology”

Robbie Williams había firmado un contrato cercano a los 100 millones de dólares por pasar de Chrysalis a EMI para la distribución de sus CD’s. El controvertido cantante venía ratificado por el éxito cosechado por sus anteriores trabajos como “Life thru a lens” (1997), “I’ve been expecting you” (1998), “Sing when you’re winning” (2000) o “Swing when you’re winning” (2001). Pese a ello, “Escapology” no cuajó fuera del Reino Unido donde Williams sí lideró las ventas.

 

1979

Donna Summer gana un Oscar por “Last Dance”

La película se estrenó en 1978 y se tituló en español “Por fin es viernes” y trata sobre la vida de un grupo de jóvenes “disc-jokeys”, músicos, cantantes, fanáticos del baile, etc., durante varios horas de un viernes por la noche en una sala de baile de Hollywood. Consiguió el Oscar a la mejor canción “Last dance” interpretada por Donna Summer, a pesar de que este año competia con la conocidísima “Grease”.

 

1984

R.E.M. edita “Reckoning”

En cierto modo, supuso la consagración del grupo como una banda de referencia que dejaba de ser una promesa. De hecho, las letras y la producción están mucho más cuidadas en este álbum que en el primero. Eran, en definitiva, los primeros pasos de un grupo que siete años más tarde terminaría de llegar a un público mayoritario con el álbum “Out of time” (1991) y el single “Losing my religion”, hoy convertido en todo un himno.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *